martes, junio 05, 2012

QUE SE MUERAN LOS BEE GEES, QUE NO QUEDE NINGUNO



Opiniones a vuelapluma: sería interesante que la posmodernidad consistiera en algo más que en críticos con vocación epatante afirmando que las bandas que siempre fueron una mierda son en realidad la de Dios y en (malos) grupetes nuevos de aquí copiando a (malos) grupetes no tan nuevos de allí (ya sabemos donde es allí). Sin embargo, no parece que consista en nada más. Me refiero a una posmodernidad no intelectual, claro, la intelectual no te quiero ni contar; a una posmodernidad  en el rock y en España, que es como decir un dandismo en una tasca de Granollers. Dice Carlos Zanón en las páginas del Ruta 66 de este mes que los Bee Gees son la rehostia consagrada (“tienen el mejor cancionero pop después de los Beatles”, afirma tan pancho). Si es por la cantidad de gente a la que han hecho comulgar con ruedas de molino en las últimas décadas, no se lo negaré.
También hay, en la misma revista, una reseña de Mujeres –la banda, no el bendito género- unos jóvenes y apuestos elementos barceloneses que en sus entrevistas intentan desmarcarse de ser un pobre calco de los Black Lips casi con tanta energía como la que usan en sus discos y actuaciones para demostrar lo contrario. Allá ellos y quienes se los traguen. Ser un pobre calco de los Black Lips, en todo caso, no deja de consistir en ser un pobre calco de un pobre calco. A los Lips les vi hace años el peor concierto que he contemplado en mi vida, pura estafa. A los Mujeres les vi hace poco un digno y animado pase (en lo técnico y lo energético, no en lo creativo), en una fiesta de discos humeantes donde brillaron magnéticamente LAS NURSES, unos fieras de verdad a los que, en cambio, para variar, nadie hace demasiado caso.
Hablo de estos dos casos, Zanón/Bee Gees, Mujeres/Lips/Nurses porque son los primeros ejemplos de absurdo con los que me topo este mes, según dejo a un lado las cosas importantes y me entretengo en ojear páginas escritas por supuestos especialistas, pero la lista podría ser tan descorazonadora como eterna. Y el caso es que Zanón, al que entrevisté hace poco AQUÍ a raíz de su novela “No llames a casa”, escribe por encima de la media del plumilla rock y es inteligente al optimizar sus recursos en busca de repercusión: otro reciente artículo suyo sobre Echo and The Bunnymen mostraba la misma ecuación de impecable y poética, personal redacción sumada a premisa absurda. Porque, no, tampoco los hombres conejito eran nada del otro mundo, al cabo, pero queda epatante y “transgresor” sostener lo contrario y afirmar que están –de nuevo los cuatro de siempre- por encima de The Beatles (¿qué coño tendrán que ver?).
Está bien. Quizá el amigo Zanón lo piense de verdad, concedámosle, en nuestra magnanimidad, el beneficio de la duda. Si uno lo piensa de verdad, todo está permitido: está permitido afirmar que Mari Trini es mejor que Leonard Cohen, los Del Lords están a años luz de los Stones (esta es de verdad, me ha pasado), que Polly Jean Harvey no ha plagiado jamás a Patti Smith o que Raphael y Bumbury pertenecen a una digna estirpe de singer-sonwriters con la verdad por delante y carentes de impostura… Si uno no cree realmente lo que dice, en cambio, todo ese ñoño orgullo de “enfant terrible” tardío acabará siendo percibido como lo que es: mero polvo en el aire, incapaz de producir urticaria pero capaz, muy capaz, de levantar un bostezo lejanamente parecido a la náusea. Al menos, digo, entre los que llevamos un tiempo batiéndonos el cobre en el asunto de descubrir bandas, calibrar su valía y comparar su alzada con los hitos del pasado (equivocándonos muy a menudo, claro, y por tanto recalibrando, rectificando y modificando direcciones; luchando contra nuestra propia vanidad de presuntos descubridores y limando a través de los años la natural tendencia al panegírico).
Al cabo, el problema, entiéndanme ustedes, no son estos dos casos puntuales y aleatorios, sino el hecho de que ellos ejemplifican la norma por la que se rige la actual marea de plumas de la crítica rock. Si nos guiamos por la opinión colectiva de esa marea (en la que coexisten archiveros, coleccionistas, simples fans, desinformados de toda laya y presuntos genios autocoronados, además de algún honrado y persistente hombre de talento), acabaríamos en el mismo punto que si tragáramos a pies juntillas lo narrado por los periódicos de tirada nacional: fuera de la realidad. O, al menos, tan lejos de la realidad como queramos estar, entregados a un mundo opiáceo con sus propias tiranías y rebeldías generadas a gusto del consumidor lobotomizado.
Yo, particularmente, no soy partidario de la broca en el cráneo ni de la pastillita del olvido, esa que, para el caso que nos toca, lleva a la felicidad vía Wilco (o Kanye West, según tu estética en lo integrado/snob), un número no determinado de hypes de temporada y un incesante goteo de placidas reediciones en vinilo para solaz de las tardes pequeñoburguesas. Me alegro de que se mueran los Bee Gees, uno tras otro (méritos han hecho para durar menos), aunque siento que su muerte nos traiga momentáneamente un bufonesco revival que no me merezco sufrir. Pero lo que siento de verdad -aunque mi amigo E. afirme que este es un artículo carente de "capital simbólico" y guiado sólo por el odio y el resentimiento- es que donde había sinceridad y fuego ahora sólo queden cenizas y rescoldos y que raramente nadie parezca tener, al respecto, nada que decir. //LUIS BOULLOSA

23 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja qué ignorante!!!

Cowboy Iscariot dijo...

Gracias, chato, te falta el "soy"... Besos

Pablo dijo...

Coincido. No hace mucho he escuchado comparar, en un informativo de ámbito nacional, el repertorio de los Beatles con el de Nino Bravo. Con un par.

Anónimo dijo...

A mi los Beatles no me dicen nada; en cambio tengo tres discazos de los Bee Gees que atesoro en mi colección a la altura de mis adorados The Zombies.
Esa es la grandiosidad de la música, para ti son unos fantoches y a mi me emocionan. La diferencia es que aunque los beatles no son santo de mi devocion nunca se me ocurriria ser tan patan y obviar su importancia y su valía.
Un desprecio tan simple hacia los Bee Gees solo puede llegar del desconocimiento, porque, la verdad, sino no lo entiendo...

Anónimo dijo...

Para lo que hay que ser un patán pero de campeonato es para formular una frase como: tengo tres discazos de los Bee Gees.

Por que eso, mamarracho, no es posible.

Anónimo dijo...

Pues si
estos son:
Odessa 1969
Bee Gees' 1st 1967
Main Course 1975

y por supuesto adoro Saturday Night Fever por razones musicales y extramusicales

y hay varios discos de ellos que no conozco, quizás sean tambien meravillosos.

Su historia se escribe con diamantes, y ningún patan que meta la zarpa por ignorancia puede deslucirla.

Anónimo dijo...

Dime fantoche , cuantos discos han sacado los Bee gees?, cuantas canciones han compuesto para ellos y tambien para otros? Con Cuantos estilos se han atrevido componer ? Acaso crees que solo hizieron SNF ? (que tambien es un discazo). No creo que lo sepas.... Los viste alguna vez en vivo , para opinar asi? Yo fui de los afortunados que si los vi y despues de escuchar , a muchos otros artistas. Te digo que los Bee Gees son insuperables en versatilidad, composicion en armonias vocales , en instrumentacion..., Ellos miscos componian , eran los musicos y los productores. Y eran tiempos en que no hab ian los medios qhe hay ahora. Si eso no tiene merito estas ciego tio.

Anónimo dijo...

A ver, ¿de qué estamos hablando? Esto es un blog de crítica seria.
Los de Los Bee Gees y los de BonnieM seguro que encontraís otro espacio dónde agradecerán vuestras mediocres opiniones y desvaríos de grupies trasnochados.

Con Dios.

Anónimo dijo...

Yo creo que estas de broma o no puedo comprenderlo.
Cualquier aficionado que tenga un mínimo interes sabe que los Bee Gees tienen una historía que va más allá del sonido disco de los 70.
He oido hablar maravillas de ellos a gente tan dispar como diego Manrique, Jordi Bianciotto, Cesar Martín, Henry Rollins,Fernando Gegúndez,...

Cowboy iscariot dijo...

"Su historia se escribe con diamantes"... curiosa afirmación... En todo caso el artículo ni siquiera habla de los Bee Gees en realidad.

Anónimo dijo...

en realidad bastante ignorante este tipo, jaja

Anónimo dijo...

las letras de los beatles eran una porqueria, hablaban puras tontera, pero como son en ingles, jaja

Anónimo dijo...

Esto... Zanón c'est moi. Y escribí lo que escribí sobre los Echo y los Bee Gees porque me lo creo aunque sea una exageración (¡como toda la liturgia y la mitología del r'n'r, caballeros!). O sea que aunque me da bastante igual lo de la magnamidad (¿lo cualo?), Luis, escribo lo que me apetece y como me apetece. Y me lo creo, mira qué triste lo mío. Aunque esa verdad sea mía y haya gente que me lo pida o me lo publique. Y tan terrible es exagerar con bandas a las que se ha apestado por los motivos que sea como ir de 'descubridor' de bandas que no levantan un palmo del suelo. La de dinero que me he gastado comprando discos de mierda al leer críticas de gente que veían más allá de mi molicie que me los comparaba con Dios y la Virgen. En el arte todo es relativo, especialmente si hablamos del arte popular que conecta con lo más pedestre de uno. Vamos, creo yo. Es tan obvio que la discografía de Bee Gees tiene ladrillos como que algo tendrán cuando han gustado a tanta gente y sus canciones siguen siendo versioneadas una y otra vez (incluso por gente santificada por el aparato de lo íntegro). Eso sí, si no entendiste lo de Echo y Liverpool ya me pongo seriote. Era para conseguir que la gente se leyera el artículo -artimaña periodistica nº7- y claramente una referencia a la arrogancia emblemática de McCulloch. Y que conste que entiendo la linea de base de lo que dices y tienes parte de razón pero tan idiota es despreciar a Wilco o Coldplay ahora porque tienes 20 años y le gustan hasta a tu prima como entonar 'Yellow' en la boda de tu hijo dentro de 20 años y echar una lagrimita. O sea que blanco y negro y vuelta a empezar. Os dejo que me han pedido un Romina Power revisited para el Rock De Lux

Anónimo dijo...

Tu comentario es ofensivo y demuestra que no conoces la musica de bee gees no sabes nada mas que intentar ofender. Escúchalos a fondo coño!! Solo luego te deberemos respeto. Podias escuchar joyas no comerciales como South dakota morning, my destiny, you know is for you, fight the goog fight (a pachas con Eric Clapton), podias conocer los registros de sir Robin en esta dulcura rock llamada heart like mine, seguro que te sorprenderas con la fuerza armonica de balada tal como someone belonging to someone y su subida de acorde, Shape of things to come te acerca al concepto rock proximo al metal que hace frotarse los ojos a gente como el exnirvana lider de foo fighters...... Y sobre todo es que son muy buenos. Por otro lado; ante todo Robin esra una persona muy reconocida y entrañable no se merecia nada malo como propagaba alguno.por aqui. Respeto y admiración pues un genio de la musica se ha ido para siempre aunque tue en tu corto conocimiento los creas degradados a la altura de BonnieM. Preguntale a stephen stills que piensa de tu comentario a Bono a McCartney a bryan Wilson a bryan May y muchos mas y mas grandes ases del rock y del pop. Todosgrandes seguidores de la música de los Bee Gees. Aqui te espero.

Cowboy Iscariot dijo...

Por partes.

1-Tu respeto me da igual, porque no sé quien eres ni como eres (pone "anónimo")

2-Eric Clapton es un pesado. Tiene mucho peor gusto vistiendo que tocando, pero tampoco ha hecho nada de interés en la música en (demasiadas) décadas.

3-El bataca de Nirvana es otro pesado que trata de hacernos comulgar con ruedas de molino y vendió su alma hace mucho (y en el pack, la del pobre Pat Smear)

3-De Bono y Brian May, dos de los máximos horrores del stadium rock mundial, prefiero ni hablar, sobre todo del segundo. Su última aparición en las olimpiadas, sin ir muy lejos, da para reirse de pena toda la eternidad...

4-Sobre la abuelita Macca pienso lo mismo que Ryan Sambol, de los Strange Boys: "Should have shot Paul"

5-Quizá cuando empieces a tener buen gusto (y te identifiques) te debamos respeto a tí. Es lo principal.

Aquí te espero yo.

Luis Boullosa

Anónimo dijo...

Estimado Luis efectivamente asumo la falta. Mi nombre es Gonzalo. Ello respecto de la identificación ahora bien, discrepo abiertamente respecto de lo del buen gusto (aunque está claro que tu referencia es pura y simplemente al gusto).
Sobre tus opiniones nada que decir a mi no me molesta que es aquello que te gusta o no y sí, me gusta leerte y si no me echas volveré. Pero una cosa son los gustos ylas opiniones y otra cosa sentar cátedra injustamente.
En referencia a lo expresado por mi mismo todo empezó cuando llegué a los opinadores y un "anónimo" espetó bravuconamente aquello de "los de los bee gees y bonnyeM....." y contra el me refería en mi opinión, pues solo se puede cometer semejante error si la comparació busca pura y símplemente la ofensa, si bien admito que fruto del calentón posiblemente me extendí al contenido de tu artículo.
Así pues espero haber deshecho el entuerto pero quiero aclarar que ese aquí te espero se lo dedicaba a aquel anónimo por si gusta oir algo de los biyis que me da a mi que no ;(que no le va a dar y que no ha oido nada).
Espero volver.

Luis Boullosa dijo...

Entuerto deshecho...
Vuelve cuando quieras, que para algo está abierta la casa.
Saludos.

Mario dijo...

Siempre lo mismo..
El dia que la gente sea capaz de opinar sin prejuicios y sabiendo de lo que hablan seré capaz de respetarlos. Hasta que llegue ese momento: Bee Gees forever!!!! Una de las más grandes bandas de la historia musical con mayúsculas...

Y por cierto lo de alegrarse por su muerte me parece despreciable. Seguro que pensarías lo mismo si alguien se alegrara por la muerte de algún pariente próximo tuyo no?

Cuando unos tipos son capaces de luchar en algo que creen y llegan donde han llegado, lo mínimo que se merecen es el respeto por haberlo conseguido. Otra cosa son los gustos personales. Y otra la insana envidia que muchos relamen.

Daniel Zárate dijo...

No hace falta más que leer el primer párrafo para saber que el autor de este escrito "fundamenta" sus dichos en la wikipedia.
Pobre, se ha perdido obras como Odessa y Main Course.
Seguro es de los "sabihondos"que los Bee Gees entran en el género disco, y como "rockero" que piensa que es, los ataca, cual ignorante.
Ojalá un día se aplique y entienda la diferencia entre el rithm and blues y el "disco"
Es mucho pedir

Jose Miguel Sotomayor Ayala dijo...

Lo mismo de siempre. Para criticar a los BEE GEES hay que conocerlos. Yo conozco a los BEE GEES y a los beatles y de ninguna manera me parece que halaguen tanto a los de Liverpool y a los Bee Gees los encasillen en la era disco. Para todos esos "rockerillos" de mierda que se las dan de muy sabios y conocedores, por favor, limpiense el hocico y escuchen a los BEE GEES antes de criticarlos, aunque no les guste su música, están obligados a conocerlos, BOLA DE IGNORANTES FANATICOS Y MEDIOCRES!!!

pedro valdez dijo...

quien es el tarado que critica los bee gees das pena boludo no sabes nada nada sos un pelotudo los bee gees una de las bandas mas grandes de todos los tiempos unica banda numero uno en cinco decadas ignorante soy pedro valdez

Ivan Ezequiel Valdez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivan Ezequiel Valdez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.