viernes, agosto 01, 2008

NADIE TIENE DÍAS NORMALES (una casi entrevista con el Eremita del Fuzz BORIS SUJDOVIC)


A veces no hay mucho que hacer, por más que el entrevistado esté predispuesto a colaborar y el entrevistador se exprima el coco para intentar no preguntar lo de siempre o para preguntar lo de siempre con un enfoque algo diverso. Y es que cuando se es, se es. Y lo que Sujdovic plasma en su reciente Fuzz Machine, reseñado aquí hace no mucho, es lo que él mismo debe ser en esa vida de barrio y bareto que se atisba tras sus pocas palabras. Ese Raw Power franciscano, magro y árido, fantasma en los huesos de lo que en los Stooges fuera oropel explosivo y en la Velvet exhibicionista oscuridad; esa expresión que no gasta dos notas si le basta con una es respaldada por unas contestaciones igualmente cortantes, sintéticas a veces hasta el absurdo. Ciertamente, todos pensamos a menudo que quizá no haya apenas cosas de las que hablar, en realidad. Aunque llenemos páginas y más páginas cada día. Disfruten, pues de los vacuos esfuerzos del preguntón y de la extrema concisión del artista, que a estas horas ya estará de vuelta en su rincón del “local pub”.// Void George

KAPUT– Tus temas principales parecen ser las interrelaciones humanas y las drogas. ¿Podemos comparar ambas? Las relaciones parecen funcionar como adicciones la mayor parte del tiempo.

BORIS SUJDOVIC- Bien, tienes razón, pero supongo que simplemente escribí unas cuantas canciones y cogí las que me salieron mejor. No me di cuenta de que los temas estaban tan concentrados.

K- Tu álbum parece ser una síntesis, cómo decir ”vale, solo hay un par de cosas sobre las que valga la pena hablar, y puedo resumir todos mis pensamientos al respecto en seis o siete canciones”… ¿Qué opinas?

B.S.- Fue grabado con la actitud de que esto es lo que hago y que me importa un carajo que es lo que esté haciendo el resto de la gente.

K- ¿Por qué usaste la caja de ritmos? Le da a las canciones un toque curioso que me recuerda a Devo.

B.S.- Quería hacer un disco totalmente por mi mismo y como no se tocar la bacteria use la máquina.

K- Las otras dos bandas que parecen influir en tu trabajo son The Stooges y The Velvet Underground. ¿Qué significan para ti?

B.S.- Para mi son las mejores bandas que ha habido.

K- ¿Qué ha significado la heroína para ti? Pueden las drogas ayudar cuando estás creando o proporcionar una base de visiones que usar posteriormente en tu trabajo. ¿O es sólo un impulso autodestructivo?

B.S.- Es un impulso autodestructivo. Este álbum fue grabado cuando estaba borracho. Iba al bar, bebía y luego me iba a casa, al estudio casero que tengo, y grababa. Si lo intentaba sobrio no funcionaba. Cada nota ha sido tocada ciego.

K- Tu punto de vista sobre la adicción en “Give Up” es quizá habitual, pero raramente se expresa así de manera libre. ¿Hay todavía un tabú sobre las drogas? La gente parece dividirse entre los que las glorifican y los que están abiertamente en contra, pero hay una carencia de reflexión seria al respecto.

B.S.- Yo no tengo una personalidad adictiva, así que encuentro débiles a los adictos, pero también se que cada adicto tiene una historia que contar, así que estoy suavizando mi visión al respecto.

K- ¿Cuáles son tus primeros recuerdos musicales? ¿Cómo empezó todo?

B.S.- Demasiado difícil

K- Tu estilo al bajo es sencillo, yendo al hueso y evitando los adornos. En el disco tocas la guitarra, pero la intención parece la misma. ¿Menos es más?

B.S.- Si, simplemente intento hacero que me sale y me suena bien, sin preocuparme de ser muy técnico.

K- ¿Cómo describirías tu música? Mi palabra es “ascético”… eres algo así como el San Francisco del Fuzz…

B.S.- Gracias.

K- ¿Cuáles son tus influencias no musicales?

B.S.- Simplemente vivir.

K- Has trabajado con muchos músicos brillantes. Puedes contarme algo sobre la época en que empezaste a tocar con The Scientists y The Beasts of bourbon? ¿Cómo era la escena? ¿Qué ha cambiado? Parecen bandas difíciles con las que lidiar, turbulentas…

B.S.- Podría contártelo, pero será más fácil que leas mi libro cuando salga, en unos cuantos meses.

K- ¿Qué significa para ti el Rock&Roll en unos tiempos en los que incluso el punk parece haberse convertido en un cliché, una manera de vender libros y camisetas?

B.S.-
Bueno, solo hago lo que hago sin preocuparme mucho de la mierda que haya ahí fuera.

K- Dicen que el Rock&Roll es la música del Diablo, pero casi siempre los rockeros me parecen almas en busca de algo, como gente que lucha a su manera contra un mundo que machaca cualquier cosa que sea diferente. Como una fuerza positiva, aunque esté vestida con ropas amenazantes... ¿Qué piensas?

B.S.- Bueno, nunca pienso sobre ello así, pero estás en lo cierto al cien por cien. Si la gente no siguiese rompiendo barreras estaríamos escuchando aún a Frank Sinatra.

K- ¿Qué piensas de la tecnología aplicada a la música? ¿No crees que ha sido devastadora en muchos casos?

B.S.- Si, la tecnología ha sido fantástica, pero mucha gente la ha entendido de una ,manera totalmente errónea. Hice este album en casa borracho y no necesité ayuda de nadie. Lo hice cuando quise y exactamente como quise. No hubiese sido posible hace unos años.

K- ¿Ganas suficiente con la música o tienes algún otro trabajo?

B.S.- No, también trabajo en platós de cine.

K- ¿Cómo es un día normal en tu vida?

B.S.- Nadie tiene días normales.

K- ¿Alguna banda australiana nueva que no debería perderme?

B.S.- Si, sólo algunas bandas que oigo en mi bar de barrio. No recuerdo los nombres.

K- ¿Qué hay después de la muerte?

B.S.- La Luz.

1 comentario:

lulamae dijo...

Cuándo nos vemos ladrón?